vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana y los remedios para combatirla

La vaginosis bacteriana ya no será un problema. La vaginosis bacteriana puede tener múltiples causas.

vaginosis bacterianaFalta de higiene, mala alimentación, uso de ropa interior inadecuada, utilización de jabones excesivamente agresivos, relaciones sexuales desprotegidas… la causa es algo difícil establecer.

La causa exacta se conocerá mediante la realización de un cultivo del moco vaginal.

Mostrará la verdadera naturaleza del germen que está provocando la infección. Independientemente, lo realmente importante es la erradicación de dicha infección.

Y, por supuesto, la desaparición de los síntomas que producen estas infecciones, como ardor, escozor, picor genital, dolor al mantener relaciones sexuales, mal olor vaginal…

La vaginosis bacteriana y sus soluciones

A nuestro alrededor, incluso en nuestra propia casa, tenemos elementos y sustancias que son potentes erradicadores de la vaginosis bacteriana. Y, quizás no lo sabemos.

Por eso te presentamos aquí los remedios naturales más potentes y efectivos. Entre ellos tenemos el aceite del árbol del té. Este aceite tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

Por eso es tan eficaz para combatir la vaginosis bacteriana. Procederás a echar unas gotas de aceite del árbol del té en el agua que vas a utilizar para hacer baños de asiento.

De igual modo puedes hacer irrigaciones vaginales internas. También puedes frotar tu área íntima con unas gotas de este aceite directamente, sin diluir.

Pero para combatir esta situación, debemos entender por qué ocurre.

Dentro de la vagina de todas las mujeres se encuentran microorganismos benignos, incluido el hongo cándida, que son saprofitos. Es decir, se encuentran dentro del ecosistema vaginal en condiciones habituales de salud.

Cuando, por diferentes factores, este equilibrio se rompe y aparece el hongo cándida de la variedad albicans, es cuando se producen las infecciones.

La infección vaginal por este hongo, lo que se llama candidiasis, no va a desaparecer por sí sola. Es necesario poner tratamiento para conseguir su desaparición.

Podemos utilizar tratamientos farmacológicos que nos recetará nuestro médico o tratar de hacerla desaparecer con remedios naturales.

Candida albicans: tratamiento farmacológico

Una vez que hemos sido diagnosticadas de forma inequívoca de que padecemos una candidiasis vaginal, nuestro médico va a ponernos tratamiento.

Este tratamiento va a consistir en óvulos o supositorios vaginales y crema anti-fúngica de uso externo. Esta crema también debe ser utilizada por las que sean las parejas sexuales de la persona afectada, siempre que la relación sexual haya sido realizada sin protección profiláctica.

En muchas ocasiones, la infección por candidiasis no produce ningún síntoma y por eso no hace ningún comentario. Sin embargo, al volver a mantener relaciones, aunque la mujer se haya tratado y curado, el hombre vuelve a re-infectarla.
Por eso se hace necesario el tratamiento también de la pareja con la crema anti-fúngica.

Más remedios para la vaginosis bacteriana

Otro remedio casero altamente eficaz lo constituyen las flores de maravilla y de saúco. Pondremos a hervir un litro de agua durante diez minutos. Echaremos 60 gramos de flores de maravilla y 40 gramos de flores de saúco. Lo retiraremos del fuego y lo taparemos.

Después dejaremos macerar la cocción durante 20 minutos. Procederemos a colar la mezcla y realizaremos con ella baños de asiento.

También podremos usarlo en forma de irrigación vaginal interna. Este remedio, además de ser antiinflamatorio es un potente antiséptico, por lo que contribuye a tratar y curar la vaginosis bacteriana

.

vaginosis bacterianaLa alimentación

Muchas veces hemos oído eso de que somos lo que comemos. Existen alimentos que contribuyen a mantener el equilibrio del pH de la vagina y que así haya una correcta proporción de la flora bacteriana protectora de la vagina.

El yogur es una de ellas. Su alto contenido en lactobacillus acidophillus contribuye a equilibrar el pH vaginal y a proteger contra las infecciones. Puede ser de cualquier sabor.

El ajo es un potente remedio antiinflamatorio, anti-fúngico y anti-infeccioso. Para lograr resultados óptimos, debes consumir al día una cantidad de dientes de ajo no inferior a dos o tres. Deben ser consumidos en crudo, aliñando una ensalada de productos frescos y naturales.

También puedes tomarlos tal cual, a trocitos, sin mezclar con nada. Sus potentes beneficios convierten al ajo en uno de los tratamientos más efectivos contra la vaginosis bacteriana y los síntomas que vienen derivados de esta afección tan incómoda.

[su_note note_color=”#fdfda8″]No esperes un minuto más para solucionar tu problema de molestias y malos aromas. Empieza hoy mismo a disfrutar de tu salud haciendo clic.[/su_note]

 

 

Etiquetas: , , ,
Previous Post
Alto Vaginosis Bacteriana
Alto Vaginosis Bacteriana

Alto Vaginosis Bacteriana el sistema novedoso y natural

Next Post
Alto vaginosis bacteriana
Alto Vaginosis Bacteriana

Alto Vaginosis Bacteriana en PDF te libera del problema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *